Como un Sueño Fugaz

Empezó un día, no recuerdo cuando, tal vez cuando mis sueños se mezclaban con la simple imagen de mostrarlo, quise reflejar una dulce niñez sin razones y rescaté dibujos, trabajos, travesuras, historias y un poco de nostalgias.

Hoy miro este destino que antes fue un futuro, encuentro cada instante que nunca olvidaré, quise simplemente sonreír como una carita de un niño.

Florencia y Arturo, dos personas de corazón noble, demostraron que a través de la distancias y las grandes frivolidades, existen manos tiernas que desde España y unidas a Argentinas forman sonrisas alegres y chiquitas como los niños de la Escuela 7, quienes como regalo del cielo recibirán en el Día del Niño.

Ver Imagen    Ver Imagen    Ver Imagen    Ver Imagen

Es inimaginable la sonrisa que producen en estos niños, solo basta con mirarlos y sentir...

Ver Imagen    Ver Imagen    Ver Imagen    Ver Imagen

Los Maestros expresan tal vez esa extraña sensación de sorpresa

Ver Imagen    Ver Imagen

Ver Imagen    Ver Imagen

Los niños fieles a su encanto, son los únicos responsables de las grandezas de tanto camino emprendido.

Gracias a Florencia y Arturo, por la apuesta a estos coranzoncitos pequeños pero llenos de humildad.

Luis Fernando Cabrera


Atrás/ Back