Jujuy en la Guerra de la Independencia

La Quebrada en la Conquista Hispánica

En la prehistoria arena en la que choco la codicia y la rivalidad Indígena en la era de la conquista fue reducto de batallas cruentas y más tarde en la guerra de la independencia, Pedana Hidalgo de valientes soldados.

En los primeros tiempos fueron habitados por los Omauacas y Purmamarca, Fiscaras y Uquias tribus que ocupaban las obras y peñones de sus laderas en su principio que mantuvieron y defendieron hasta con la presión del imperio del sol, que llegaba hasta sus puertas y se extendía por el camino de los Incas hasta Chile y Tucumán, El Ultimo  Príncipe de la quebrada  Jujeña era el cacique Viltipoco.

En el año 1594 La aldehuelas de San Salvador de Jujuy tiene Solo algunos meces de existencia y luego la Gobierna su Fundador El Capitán Francisco de Algañaras y Murguía las tribus de la quebrada y Chaco están amacigadas y en paz sin embargo la tranquilidad es aparente. Indios amigos traen noticias alarmantes.

Viltipoco prepara una invasión con las tribus de sus dominios a las posesiones españolas de Jujuy, Salta, Tucumán y La Rioja. El Capitán Algañaras y Murguía comprenden la magnitud del peligro y resuelve salir del transe poniendo en juego su corazón y bravura.

El 22 de mayo recibe noticias de que Viltipoco a dar el golpe decisivo breve plazo ese mismo día el decidido gobernante y soldado escoge 25 de sus mejores hombres al amanecer del siguiente día sale con ellos rumbo ala norte sin decir la razón que los guía. La superioridad numérica del enemigo es enorme pero ellos tienen que vencer o morir.

Al día siguiente en la medía noche Francisco de Algarañaz y sus 25 soldados entran a la quebrada afluente de los Purmamarca uno a uno van tomando prisionero a los centinelas apostados en el camino. Luego entran al pueblo,  los Indígenas duermen, deslizándose entre la sombras Algañaras y dos de sus Hombres se Introducen en la Choza donde descansa Viltipoco. Por fin él echo insólito se descubre y se inicia una lucha confusa por algunos minutos, corre la voz de que Viltipoco esta prisionero y puede ser muerto de un instante a otro, cunde el pánico y los Jerarcas se entregan. Desgraciadamente fuera del lugar donde ocurrieron los episodios. No hubo tiempo para que corra la noticia de que Viltipoco esta prisionero en las tribus más lejanas.

El golpe de Algañaraz no solo culmina con éxitos sino que de inmediato asume caracteres de Epopeya por las terribles consecuencias que logro evitar, los pueblos de la quebrada y el Chaco han perdido a su jefe y quedan desorientados y vencidos.

Viltipoco es conducido a San Salvador de Jujuy para quedar prisionero hasta su vejez y Muerte.


Retornar