Tilcara

El punto de encuentro de nuestra energía se da en esta hermosa y dinámica ciudad, que se mueve a partir de su patrimonio cultural que posee. Es capaz de atrapar a los más exigentes viajeros, tiene magia y sencillez que combinan  a la perfección, brinda tranquilidad y placer por doquier, tiene música que brota desde cualquier rincón, unidos casi siempre a bandas de sikuris que recorren sus  calles de tierra en busca de alguna festividad que casi nunca falta.

Cuando tengas la falta de tiempo y de alguna oportunidad para vivir a pleno, te vienes a este lugar, no lo dudes, solo te vienes, y verás como la vida cambia de ritmo y compás, no tendrás que andar a las corridas, no miraras el reloj ni siquiera para atrás a ver quien te sigue, toda la tranquilidad del mundo debe ser tuya, el tiempo estará en tus manos, te sentirás una persona totalmente libre y relajada.

No tengas miedo a la experiencia de vivir, de gozar y conocer, nos han dado tan solo una sola oportunidad, y la debemos aprovechar al máximo, que cada minuto rinda una hora, cada hora un mes y así obtendremos merecidos tiempos ganados a la incomodidad, los viajes y corridas; Tilcara te espera con un corazón dulce, tierno y sincero, te debes animar, y serás una persona distinta, porque esa es la sensación que te abordara y se adueñara de ti.

Las historias y leyendas serán tu opción, en algún momento alguien te contara, las cosas lindas de la tierra, donde la naturaleza tiene forma humana, los dioses andinos son experiencias increíbles, las anécdotas moneda corriente, las festividades se dan por todos los tiempos y duran mas que en cualquier otro sitio, la participación popular es excelente, se comparte estas expresiones con toda seriedad.

Me voy a permitirme contarles una historia de las tantas que hay, una que habla de la vida y el amor, del dolor y la esperanza, del tiempo y el viento, todos juntos en una conjunción:

Huayna puntachej – joven conductor- en voz quechua, era un joven que había heredado de sus progenitores y ancestros una profunda información sobre la vida de los pueblos quebradeños, es más aun,  siempre compartió la realización de expresiones de gran valor cultural, a veces en contra, renegando sin dar el valor que ello significaba, pero en su interior iba acumulando información, experiencias y saberes.

De niño llego a las tierras paternas, y le llego el momento de ir a la escuela lo hizo en la escuela de campo, escuela rural, aprendió las primeras letras, a leer, sumar, a descubrir el maravilloso mundo de disciplinas, que conforman el universo humano.

Tímido como todos, negrito, huraño, petiso y mal vestido, quizá tenia algún encanto que el no había descubierto, por lo tanto su autoestima era muy bajo,  se defendía en los estudios, no era prolijo ni menos un dedicado a la contracción al estudio, pero le sobraba una inteligencia o memoria que reemplazaba sus horas de estudio, tampoco era niño hábil con los juegos, llámese hondas, trompos, monedas, bolillas etc, no se destacaba, en nada solo en el fútbol tuvo algunas jugadas que destellaron en un torneo departamental siendo el niño mas pequeño de los equipos demostró tener condiciones de ser atrevido, pero fue eso y nada más, tal es así que en uno de los mandados que le hace su madre a comprar pan a un kilómetro de la Casa al negocio de don Martín, él va con su honda y ve un nido, casi nunca le pegaba a nada, y observa una paloma bumbuna estaba reposando en lo alto de un árbol, apunta y larga la piedra con la honda y nada, parece anormal, vuelve a hondear y la da al nido y observa que nada vuela, era raro, ya que la paloma tenia que salir volando de miedo, pero no ocurre eso, y le llama la atención, entonces decide subir a la planta de sauce y verificar que pasa, grande fue la sorpresa cuando encuentra a la bumbuna muerta en su nido, y grande el dolor cuando la levanta y debajo de ella dos polluelos recién salidos del huevo, sin posibilidad alguna de seguir con vida, este hecho Marco a fuego en huayna puntachej, porque abandono  la honda, tuvo que sacrificar a los pichones y no cocino la bumbuna como lo hubiese hecho cualquier muchacho si la mataba, fue una emoción muy triste que sus lagrima corrieron por sus mejillas algo lastimadas por el sol y el viento, pensó medito y se culpo, de quitar la vida a seres indefensos, se imagino sin su madre y no soporto ese dolor, tuvo varios días de profunda tristeza, que venció pero jamás olvido.

Para aprender a andar en bicicleta debió darse un montón de porrazos, ya que la única que tenia a su alcance era una de rodado 28, esa que usan los hombres, era tan incomoda y pesada que realmente iba al suelo varias veces, pero aprendió a estar doblado en una bicicleta, igual que andar a caballo no era su fuerte, no lo hacia con destreza, es más nunca le apasiono estos animales, solo en ocasiones muy especiales subió y paseo, hasta ir al suelo claro, en una ocasión en la playa del río, cuando llevo los animales a darles de ver agua.

El tiempo pasó y este niño debió ir a la escuela del pueblo, encontrarse con nuevos compañeros, otros tiempos y juegos, sus primeras dos semanas sufrió como no se lo había imaginado, a punto tal que quiso volver de nuevo a la escuela de campo, la rigidez de los padres hizo que venciera este obstáculo de desarraigo, se hizo lugar gracias a sus buenas intervenciones en algunos temas de la escuela, si bien su apariencia no era muy agradable, demostró tener conocimiento de temas por suerte ya desarrollados en su anterior escuela, eso le sirvió para ganarse el respeto de su sexto grado, el tiempo jugo a su favor hizo de nuevos amigos, sus maestras le brindaban cariño, fue haciéndose una persona de pueblo con todos los códigos que hay en ella.

Y como no debía ser de otra manera su dolor de amor se hicieron presente, dio su primer beso, se sentía enamorado, tenia citas, todo iba perfecto, hasta que una prima le pregunta como llevaba con la chica que estaba saliendo, y en tono inmerecido y burlesco le dice era tan solo un pasatiempo, hecho que fue notificado sin perdida de tiempo a la destinataria que no tardo en reaccionar, y cortar todo tipo de comunicación, el dolor de amor los siente por primera vez de manera muy fuerte, nunca antes le había ocurrido semejante desgracia, no había forma de pedir disculpas, todo termino, y así con dolor termino el nivel primario, otra vez el desarraigo.

Su forma de vida callejera, hizo que su padre decidiera enviarle a una escuela internado cosa que no fue aceptada, entonces surge la idea de que vaya a la ciudad capital, una tía lo esperaba, encontraron una escuela de nivel medio, pero siente de nuevo la tristeza de no conocer a nadie, estar con mucha gente y más solo que un perro, piensa en abandonar los estudios, por lo difícil de soportar nuevos tiempos, espacios, y ni que hablar  de los nuevos seres humanos que conoce, todos tratando de ser protagonistas, todos luchando por hacerse dueños de espacios, y por si eso fuera poco los duros momentos que vivió el pueblo, a través de la  dictadura militar que gobernó por dichos años, con mucha violación a los derechos humanos, claro La zona donde se desarrolla esta historia no fue dura, pero el ambiente era distinto, las medidas había que cumplirlas, las ordenes eran para todos los espacios, así fue en un nuevo esquema de vida iniciado, todo era distinto, muy distinto.

Un joven surgido de tierras rurales, llegado aun pueblo y de ahí a una ciudad era, una cosa seria, que había que desafiar y vencer, otra vez su carga fue su presencia, su fisonomía delataba que era un joven del norte, por esos tiempos el norte era muy despreciado y aborrecido, no se valoraba la enorme fuerza cultural que encierra  su gente, no se veía con buenos ojos ser del norte, se dejaba ver cierto prejuicios mal interpretados.

Otra vez su capacidad para recordar temas vistos, hace que sus compañeros lo vean con otros ojos, de nuevo su pasado le había puestos temas que se vuelven a ver y los conocía, demostrando ser una persona que poseía información a la hora necesaria, sus estudios fueron fructíferos termino el año sin ninguna materia para rendir, aprendió nuevos deportes, lejos del fútbol eran las manos ahora las responsables de jugar, aprendió básquetbol y voleibol, su deporte preferido, el amado, aquel que de chico tenia conocimiento y le encantaba leer sus revistas semanales como era “goles”, y cuando solo en la finca relataba los goles de su querido equipo, ahora estaban dormidos, pero se dio el gusto fue a probarse a un equipo municipal, no le fue ni mal, su Estatura era muy pequeña para sus compañeros, y cuando tenia que volver dejo y jamás reapareció, por mucho tiempo abandono la práctica del fútbol.

Conoció la dulce primavera, los gloriosos momentos de fiestas, la tierna amistad que deslumbra cada año cuando llega septiembre, pero el amor no aparecía de nuevo, todavía queda el dolor de ese pequeño amor que perdió a causa de su error  de conceptos, de su manera equivocada de responder, igual aprovecho sus momentos de festejos...


Retornar